Tags

martes, 7 de junio de 2016

Valerie a týden divu (Czechoslovakia, 1970)



¿A quién no se la ha ocurrido meterse una cámara dentro de la mente para grabarse los sueños (o pesadillas) que suceden mientras uno duerme? Pues bien, el director checoslovaco Jaromil Jires, cinematográficamente, lo hizo. Y en drogas. Como LSD mientras duermes (¿puedes dormir en LSD?).

Por supuesto que lo último es pura invención, pero no hay mejor manera de describir una de las películas más ensoñadoras que se han producido a lo largo del arte cinematográfico, además de infravalorada. O tal vez es uno de esos filmes que dentro de su esencia son inherentemente de culto; nunca se hará "muy" popular, pero tampoco decaerá su impacto en las personas que la hayan experimentado. 




Valerie a týden divu (Valerie and her Week of Wonders) es un filme cuya estética recordará en algunos la esencia nostálgica del trabajo de Andréi Tarkovski (principalmente Zerkalo), pero Valerie tiene un toque más inocente, además de ser, de cierta manera, más asequible.

El filme incluye temas que van desde la soledad, el autodescubrimiento, hasta el terror y el erotismo, todo perfectamente hilado para mantener una historia intrigante, sin presura. 


Sin duda, Valerie a týden divu destaca por su hermosa producción onírica, la cual te lleva por paisajes surreales que te provocará una montaña rusa de emociones. Aunque, eso sí, se entiende mejor con subtítulos.


2 comentarios:

Grita lo que sueles callar